Eduardo Chillida

San Sebastián, 1924 - 2002

Fue el escultor español de la segunda mitad del siglo XX que alcanzó mayor proyección internacional. Hacia 1946 empezó a dibujar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Durante este tiempo se familiariza con el dibujo al natural y empieza a realizar sus primeras piezas escultóricas.
Se traslada posteriormente a París donde su obra comienza a tomar cuerpo y efectúa sus primeras esculturas en yeso. En 1951 regresa definitivamente a San Sebastián y realiza su primera pieza en hierro, “Ilarik”, material que utilizará a lo largo de toda su vida.
Defendió la obra pública como mecanismo para garantizar un acceso a su obra en lugar de la realización de obras de arte en serie. Algunos de sus trabajos más conocidos no sólo se encuentran en espacios públicos, sino que forman parte intrínseca de él; como el “Peine del Viento” en San Sebastián o el monumental “Elogio del Horizonte” en Gijón.