Jacinto Moros

Zaragoza, 1959

La obra de Jacinto Moros se caracteriza por la incorporación de elementos que han forjado el estilo diferente de su escultura, diferencia que podemos ver en la utilización de la madera como material base a la hora de dar forma a su obra. El concepto de su escultura se construye creando una fricción entre el material y la forma resultante, flexibilizando la materia y haciendo sólido el movimiento.
Sus obras se desarrollan rítmica e ingrávidamente en el espacio creando un cuerpo escultórico más propio de un elemento líquido que de un material como la madera con la que están construidas. La utilización que hace de elementos como el color, la forma estructural y compleja de su obra, así como el acabado intencionadamente de apariencia industrial, da como resultado que sus obras caminen y dialoguen con los conceptos de escultura, pintura y arquitectura.
En 1984 se traslada a Madrid, y entra en contacto con el mundo artístico de la ciudad. Viaja e instala su estudio en Nueva York durante los años 1991-1992 y tras una breve vuelta a Madrid se establece en Nueva York hasta el 2002. A finales de ese año vuelve a Madrid donde reside en la actualidad.